Menu

Una Placa en el Cementerio de Camargo recordará a los camargueses fallecidos en una catástrofe ocurrida en el Barrio 'Amedias'

Una Placa en el Cementerio de Camargo recordará a los camargueses fallecidos en una catástrofe ocurrida en el Barrio 'Amedias'

Desde este domingo 14 de septiembre una placa conmemorativa colocada en una de las paredes del cementerio de 'Camargo Pueblo', junto a la Ermita de Nuestra Señora de Solares, recordará a los camargueses fallecidos en una catástrofe ocurrida en el Barrio 'Amedias' de Revilla y Camargo a principios del siglo XX, en agosto de 1902.

Poco podían imaginar aquellos vecinos camargueses, cuando se disponían a dormir y a pasar en sus casas la noche del 6 al 7 de agosto que aquella madrugada sería para ellos la última. Poco podían sospechar que la muerte acechaba no demasiado lejos de sus casas, en concreto en la 'Peña Santiago', agazapada en 'formato líquido' en un gran pozo que servía para recoger el sedimento de lavado de la Mina 'Paulina'. En un paraje que coincidiría con la zona donde hoy se extienden las viviendas del Barrio La Venta, en Revilla.

Una muerte que -dicho sea de paso- llevaba tiempo esperando su momento y que había decidido poner fin a su cuenta atrás en aquellas fatídicas horas nocturnas de agosto, para hacerse presente y llevarse con ella las almas de unos cuantos vecinos, la mayoría niños y niñas.

Las crónicas periodísticas de la época recogen un balance final de 13 muertos y al menos una decena de heridos, pero la cifra acabaría siendo más alta, habida cuenta de que de muchos desaparecidos nunca más volvió a saberse nada. Y -habida cuenta también- de que algunos de los heridos terminaron falleciendo, incapaces de superar sus dolencias. La cifra definitiva, por lo tanto, nunca llegó a estar clara del todo...

La tragedia -recogida en la página de sucesos de 'El Diario Montañés' y de la que podemos ver un reflejo en la FOTOGRAFÍA de 'Radiocamargo.es'- fue descubierta en sus habituales visitas a la hemeroteca por el vecino de Escobedo José Ramón García Arce, gran amante de la historia de su municipio, presente también en las noticias de nuestro Medio por otros motivos, en concreto por el libro sobre la historia del la 'Unión Montañesa de Escobedo' de fútbol, que está a punto de concluir.

García Arce, que ha recordado en Radio Camargo que la rotura del embalse cogió a todos aquellos vecinos por sorpresa, durmiendo, poco después de las tres de la madrugada, ha sido el principal impulsor de la iniciativa de ubicar una placa conmemorativa, en memoria y recuerdo de aquellos vecinos y vecinas, 'para que no caiga en el olvido un drama que ha pasado demasiado desapercibido en nuestra historia', nos ha dicho.... La placa será colocada en el cementerio de 'Camargo Pueblo' este domingo 14 de septiembre en un acto sencillo y emotivo que tendrá lugar a las 13.45 horas, después de Misa.

La tragedia sorprendió a aquellos vecinos y vecinas del Barrio Amedias cuando el depósito de la 'Peña Santiago', que servía para recoger el sedimento y restos de lavado de la mina Paulina, reventó, dejando un amplio boquete por el que miles y miles de metros cúbicos de agua y sedimento manaron sin control, reuniendo cuantas piedras y lodo fueron encontrando por la ladera para sepultar, junto a todo lo obtenido, las viviendas de las infortunadas víctimas. Todos ellos del Barrio Amedias, gran parte de Revilla de Camargo.

En efecto... aquel muro de contención cedió, dando desgraciadamente la razón a quienes llevaban tiempo alertando sobre tal posibilidad. De hecho, el mal estado de aquella infraestructura no había pasado desapercibida para la Junta Administrativa del Camargo de la época que ya había puesto una denuncia ante el Gobierno Civil de la Provincia un año antes. Denuncia que -dicho sea de paso- sirvió para que se iniciaran trabajos de reparación que desafortunadamente no dieron el resultado buscado. Entre otras cosas porque la tragedia sobrevino cuando éstos no habían concluido.

No ha sido fácil obtener información contrastada de lo que supuso aquella tragedia a través de los testimonios de descendientes directos. 'Muchos de ellos, nietos en la mayoría' -explica García Arce- 'recuerdan haber oído hablar de un desbordamiento que causó la muerte del abuelo, o la abuela...pero no disponen de más datos que los que publicó la prensa de la época'

Un grave accidente que no ha sido extraño, ni un hecho aislado, en el contexto del siglo XX en materia de infraestructuras vinculadas a la actividad industrial o -como es este caso- minera.

De hecho, muchos años más tarde, en 1960, también en un mes de agosto (el día 17) el municipio de Reocín, junto a Torrelavega, vivió una catástrofe similar con consecuencias igual de graves.

Y también de noche... parece que la muerte prefiere 'trabajar a oscuras'. Y también a través de un gran embalsamiento de agua retenida, con lodo y restos de mineral, de la Real Compañía Asturiana de Minas en Reocín, que decidió 'abandonar su prisión' para extender el dolor tierras abajo...

Tampoco entonces el dique fue capaz de soportar la presión, y también cedió. Igual que en Camargo.

El reguero de muerte en esa ocasión se llevó por delante la vida de 18 personas. Y al igual que en Camargo la mayoría de aquellas vidas interrumpidas prematuramente pertenecían a niños y a niñas.

Trágicas ironías del destino...

¡ATENCION!

Aviso legal. Todos los derechos de propiedad intelectual e industrial reservados. Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de todo o parte de los contenidos informativos publicados en esta WEB por Radio Camargo, sin previo y expreso consentimiento del titular.

Modificado por última vez enJueves, 11 Septiembre 2014 14:50
volver arriba

Cantabria

Nacional

Internacional