Menu

Siete años y medio por intento de homicidio y lesiones en una pelea ocurrida en Maliaño en 2015

Siete años y medio por intento de homicidio y lesiones en una pelea ocurrida en Maliaño en 2015

La Audiencia de Cantabria impondrá una pena de siete años y medio de prisión al acusado de homicidio en grado de tentativa y de lesiones a dos hermanos durante una pelea en el entorno de la Plaza de la Constitución en el casco urbano Maliaño-Muriedas en 2015, que hoy ha reconocido los hechos y ha pedido perdón a las víctimas.

La fiscalía reclamaba para él diez años de cárcel, que ha rebajado porque había estado bebiendo durante horas antes de la pelea y actuó bajo los efectos del alcohol.

El acusado ha aceptado una pena de dos años y medio por un delito de lesiones y otra de cinco por intento de homicidio, con la agravante de reincidencia, ya que había sido condenado anteriormente, también por lesiones.

Además deberá indemnizar con 6.000 euros en total a los dos hermanos por los días que tardaron en curar y las secuelas de las lesiones, y con 10.845 al Servicio Cántabro de Salud.

Los hechos por los que será condenado y que ha reconocido en la vista ocurrieron durante la madrugada del 13 de junio de 2015, en las inmediaciones de un bar de la Plaza de la Constitución del casco urbano Muriedas-Maliaño.

Durante una discusión con uno de los dos hermanos le sacó una navaja. Entonces el otro se interpuso y recibió un navajazo en una mano, que le causó una herida inciso punzante.

Inmediatamente después atacó al primero de ellos y le clavó la navaja en el hemitorax, lo que pudo causarle la muerte si no hubiera recibido "una pronta asistencia médica", según la fiscalía.

La perito que ha declarado en el juicio ha ratificado la gravedad de la herida, por su profundidad y debido a la que el arma penetró en la cavidad torácica y afectó a órganos vitales.

"Siento mucho el incidente que ha ocurrido. No fue mi intención que pasara lo que pasó", ha declarado el acusado, quien ha contado que antes de la pelea estuvo "como una hora" bebiendo en el bar, al que entró después de estar alternando en otros locales durante varias horas.

Ha dicho también que no sabe las cervezas que bebió aquella noche, de la que no se acuerda "mucho" y que en esa época tomaba mucha cocaína porque estaba pasando "una mala temporada" y "andaba deprimido".

Otra de las peritos que han testificado ha explicado que el acusado tiene un historial de consumo abusivo de drogas y que cuando ella le examinó, seis meses después de la agresión, no presentaba síntomas de abstinencia o intoxicación ni una concentración de sustancias tóxicas en sangre.

No obstante la prueba del cabello que se le practicó puso de manifiesto un consumo crónico unos cuatro o cinco meses antes de que ella le viera.

El hermano que resultó gravemente herido ha afirmado que no conocía a su agresor ni le había visto antes de la discusión y ha señalado que estuvo cuatro días ingresado en el hospital.

Tampoco la otra víctima le conocía. Ha relatado que recibió el navajazo en la mano cuando se interpuso entre el acusado y su hermano para intentar parar la agresión.

"Simplemente me puse delante para que no fuera a por mi hermano, sin intención de hacer nada", ha explicado.

El acusado ingresó en prisión tres días después de la agresión, el 16 de junio de 2015.

¡ATENCION!

Aviso legal. Todos los derechos de propiedad intelectual e industrial reservados. Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de todo o parte de los contenidos informativos publicados en esta WEB por Radio Camargo, sin previo y expreso consentimiento del titular.

Modificado por última vez enJueves, 18 Mayo 2017 12:39
volver arriba

Cantabria

Internacional