Menu

Educación aprueba el calendario escolar para el próximo curso, que adelanta una semana el último periodo no lectivo

Educación aprueba el calendario escolar para el próximo curso, que adelanta una semana el último periodo no lectivo

La Consejería de Educación ha aprobado el calendario para el próximo curso escolar (en disconformidad con los sindicatos que consideran la propuesta "desequilibrada"que empezará el día 7 de septiembre para Infantil, Primaria y Educación Especial, y el 10 para el resto de etapas, y tendrá 175 días lectivos distribuidos en cinco periodos lectivos y cuatro de descanso. El final de curso será el 22 y 25 de junio, respectivamente.

El último periodo no lectivo se adelantará una semana para evitar un parón adicional al de los días festivos de Semana Santa y "reforzar la actividad educativa del último tramo de un curso académico que, al menos en su primera parte, estará marcado por la actual crisis sanitaria". Así, el último periodo constará de 51 días lectivos, sólo cinco más que en el curso actual, con 46 jornadas lectivas.

Así lo ha explicado la consejera de Educación, Marina Lombó, tras participar en la Mesa Sectorial en la que se ha debatido la Orden que regulará el calendario con la Junta de Personal Docente. Las formaciones representadas en este órgano -STEC, ANPE, TU, CCOO y UGT, que con CSIF conforman la Junta- se han mostrado disconformes con la propuesta y han acusado a Lombó de ir a la reunión con una decisión "ya tomada".

Por su parte la consejera ha defendido que el calendario respeta la organización bimestral y es "muy similar al de este curso". Tan sólo contempla que el último periodo no lectivo se produzca una semana antes que este curso académico, para que "a los días festivos por la Semana Santa no se sumase apenas dos semanas después un periodo no lectivo".

Para Lombó, el calendario aprobado es "la mejor opción posible", porque permite adecuar el calendario bimestral a la situación actual y "garantiza así un periodo un poco más largo al final del curso para un total aprovechamiento académico".

En su opinión, esta "pequeña adecuación" es "especialmente importante" para dar continuidad y reforzar las rutinas lectivas especialmente entre aquel alumnado que se titulará el próximo curso.

De haberse fijado el último periodo a finales de abril o principios de mayo, ese periodo de descanso estaría "demasiado cerca" de las evaluaciones finales de 2º de Bachillerato y de Formación Especial, así como del final de curso para enseñanzas de régimen especial, que suelen tener lugar entre finales de mayo y principios de junio.

"Con ese cambio en una semana evitamos dos parones en un mes, alargamos un poco el último periodo para cuando la crisis sanitaria estará ya totalmente superada y permitimos que los alumnos que titulan tengan un final de curso más adecuado a sus necesidades pedagógicas", ha resumido.

OTRAS ENSEÑANZAS

En las enseñanzas elementales de danza y música, el curso se desarrollará del 17 de septiembre al 4 de junio, mientras que en las deportivas de régimen especial será del 24 de septiembre al 25 de junio.

Para las enseñanzas profesionales de artes plásticas y diseño y en la educación permanente de adultos, el calendario se desarrollará del 22 de septiembre al 25 de junio y en las de idiomas entre el 7 de octubre y el 28 de mayo, ambos inclusive en todas ellas.

El calendario de los ciclos formativos de formación profesional y de enseñanzas de régimen especial de música y danza se ajustará a la duración en horas de cada enseñanza. Por tanto, no podrá garantizarse la impartición del programa sólo con un número determinado de días lectivos, sino que habrá que garantizar la impartición del total del número de horas que en cada caso correspondan.

Al igual que en el curso que ahora acaba cuando un día lectivo sea declarado oficialmente como festivo local o de toda la Comunidad Autónoma, los centros docentes afectados extenderán las actividades lectivas de primaria y secundaria obligatoria los días necesarios para cumplir el número mínimo establecido en la legislación vigente, 175.

Por lo que respecta a los periodos no lectivos, se contempla uno en la primera semana de noviembre, otro en las fechas navideñas -entre el 23 de diciembre y el 8 de enero- en Carnaval, los días 15, 16 y 17 de febrero, y la semana posterior a Semana Santa.

Tanto al inicio como al final de curso, en las etapas iniciales se ha fijado un horario reducido de cuatro horas, y al igual que en el pasado los centros deberán de prestar atención al alumnado que desee permanecer en ellos hasta las 14 horas realizando actividades extracurriculares de manera gratuita, y se contempla servicio de comedor y de transporte escolar igual que el resto del curso y en las mismas condiciones.

POSTURA DE LOS SINDICATOS

Tras la reunión, los sindicatos han valorado por separado el calendario, que ven "desequilibrado". Así consideran que el adelanto del último periodo no lectivo a la Semana Santa origina un ciclo continuado de docencia más largo a final de curso, cuando profesores y alumnos están "más cansados", de 52 días frente a los cuatro anteriores, que oscilan entre 25 y 38 jornadas de clase. Es decir, que dura incluso "más del doble" que otros bimestres.

Desde STEC lamentan que "en dos meses" Educación haya "dado la vuelta como un calcetín" a la propuesta inicial, que partía del calendario "puntero" implantado hace cuatro años en la región y que se ha "cargado de un plumazo" la consejera.

No ven "ningún motivo pedagógico" para el cambio, sino que creen que obedece a una visión "conservadora" y "tradicional" de la regionalista, cuya medida "estrella" es introducir "una contrarreforma educativa" para "volver atrás" en algo que había "costado" implantar.

Por su parte, ANPE se opone "frontalmente" a la decisión "unilateral" de Educación de modificar el calendario "pactado" en marzo. "Parece ser que la pandemia le está sirviendo como excusa a las administraciones para romper todos los consensos y acuerdos alcanzados, tras mucho esfuerzo, en meses anteriores", señalan en un comunicado.

Denuncian que la propuesta de la Consejería "no tiene nada que ver con el preacuerdo inicial alcanzado por todas las partes y modifica unilateralmente la duración de los periodos lectivos y los descansos, rompiendo de facto la estructura bimestral"

De su lado, UGT ha rechazado también el calendario porque "es profundamente desequilibrado con bimestres organizados en función de las festividades, implica una vuelta al pasado y al calendario tradicional que ya se creía superado y modifica por completo la propuesta acordada de manera unánime el pasado mes de abril por el Consejo Escolar"

Para el sindicato, la Consejería en la mesa sectorial de enseñanza "lo cambia todo por meras cuestiones económicas, no pedagógicas; con una estructura bimestral totalmente descompensada y un último bimestre muy largo al final del curso, justo cuando el alumnado está más cansado"

"Es inaceptable desde todos los puntos de vista que la Consejería de Educación siga esquivando la negociación y el consenso de la comunidad educativa y no haya hecho ni el más mínimo caso a la propuesta unánime de un calendario de 175 horas lectivas, con bimestres equilibrados y semanas completas no lectivas no dependientes de festividades religiosas o paganas", critica UGT.

NOTA: La FOTO cedida de portada, que muestra a un grupos de niños y niñas en un aula escolar, pertenece al archivo gráfico del Gobierno de Cantabria y cuenta con la preceptiva autorización para su exposición pública.

¡ATENCION!

Aviso legal. Todos los derechos de propiedad intelectual e industrial reservados. Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de todo o parte de los contenidos informativos publicados en esta WEB por Radio Camargo, sin previo y expreso consentimiento del titular.

Modificado por última vez enJueves, 18 Junio 2020 21:32
volver arriba

Cantabria

Nacional

Internacional