Menu

Intentos de hurto en parkings de centros comerciales, en vehículos, utilizando el "truco de las monedas"

Intentos de hurto en parkings de centros comerciales, en vehículos, utilizando el "truco de las monedas"

Nos informan de varios intentos de hurto en vehículos estacionados en parkings de centros comerciales (como el de Mercadona, en el parque Bahía Real de Maliaño, en la FOTO, en el que se ha dado el último caso del que hemos tenido noticia)

Se trata de un método no demasiado complejo, ni violento, pero efectivo en un alto porcentaje de casos, por lo que ponemos sobre aviso a nuestros oyentes y lectores.

Sucede cuando, tras realizar las compras, la víctima entra en su coche dispuesto a marcharse. Siempre en casos de un único conductor.

En ese momento se acerca un individuo advirtiéndole 'amablemente' de que se le han caído accidentalmente unas monedas al introducir las compras en el vehículo, o al entrar al coche. Monedas de poco valor que el citado individuo disimuladamente ha dejado previamente en el suelo (se ha visto a algunos de estos delincuentes arrojando monedas cerca de vehículos) y que pasa a señalar con el dedo. Pero sin aproximarse demasiado, porque la idea es que sea el propio conductor o conductora (sorprendido, dubitativo y sin sospechar engaño alguno) quien se acerque a comprobarlo. O pierda por un momento el control del interior de su coche.

Es en ese momento cuando, con el coche abierto y generalmente con carteras, bolsos recién depositados sobre el asiento del copiloto, un cómplice en cuestión de segundos lo robe y abandone con rapidez la zona.

Se sabe de casos en los que no existen compinches y es la misma persona que ha informado de la caída accidental del dinero, la que con rapidez procede al hurto aprovechando que el conductor no "está al tanto"

Y también se tiene conocimiento de otras variantes, en los que "lo que se ha caído" son otros objetos. Unas llaves, una cartera, un 'económico' artículo de compra...

En el parking del Alisal en Santander, por ejemplo, un joven contó a la Policía que se le acercó un joven para preguntarle que si eran suyas unas llaves caídas junto a su coche. Se da la circunstancia de que este hombre sabía que ese día había olvidado sus llaves en el trabajo pero -según informó- ni 'cayó en la cuenta' en ese momento, ni pudo evitar echar un vistazo ni, incluso, entablar unos segundos de breve charla con el delincuente. Segundos 'de oro' para que otro cómplice sustrajera una riñonera colocada en el asiento de su automóvil, que contenía una cartera con dinero y tarjetas de crédito. 

Sencillo. Sí. Pero -generalmente- efectivo.

La Policía y Guardia Civil nos trasladan que la difusión de estos hechos para conocimiento público, y el extremar las precauciones ante situaciones -digamos 'no habituales'- como ésta, pasan por ser el mejor método preventivo, dado que se trata de áreas no supervisadas por vigilantes en las que 'poco se puede hacer' en ese sentido.

¬°ATENCION!

Aviso legal. Todos los derechos de propiedad intelectual e industrial reservados. Está expresamente prohibida la redistribución y redifusión de todo o parte de los contenidos informativos publicados en esta WEB por Radio Camargo, sin previo y expreso consentimiento del titular.

Modificado por √ļltima vez enJueves, 18 Noviembre 2021 17:30
volver arriba

Cantabria

Nacional

Internacional